Rutas

Comer de tapas en Sevilla es disfrutar de distintos sabores en distintos establecimientos. Paseando, charlando, encontrándose con amigos y disfrutando de la belleza de una ciudad como Sevilla. Por eso proponemos dos rutas que combinan turismo cultural y turismo gastronómico.

Ruta 1

ruta 1 comer de tapas sevilla

Nuestra primera posible ruta de un “tapeo monumental” empezaría en la Alameda, enclave bohemio por excelencia de Sevilla donde se posan las dos simbólicas columnas de Hércules. Callejeando un poco llegaríamos a la sevillana plaza de San Lorenzo donde podríamos rendir visitar al “Señor de Sevilla” en su Basílica o a la siempre interesante parroquia de San Lorenzo. Tras ello, primera parada para tomarnos una cerveza muy fría y unas gambas de Huelva en la Bodega Dos de Mayo.

Con energías renovadas continuaríamos por el corazón comercial de Sevilla pasando primero por la Plaza del Duque de la Victoria, la Campana y la calle Tetúan hasta llegar a Casa La Viuda tras haber entrado en algunas de las muchas tiendas del recorrido. Allí, tomaríamos un Rioja a temperatura ambiente junto a una tapa de “bacalao a La Viuda” para seguir un recorrido que nos llevaría a la animosa Plaza del Salvador y su imponente iglesia parroquial.

Una vez vistas auténticas joyas del barroco o la imagen de nuestro Padre Jesús de la Pasión de Juan Martínez Montañés alcanzaríamos la Alfalfa y La Bodega, lugar donde llenar definitivamente el estómago con un Ribera del Duero, un montadito escocés y pescaito frito para afrontar la recta final de una ruta que acabaría con la visita al grueso monumental de la ciudad. Bajando por la Cuesta del Rosario llegaríamos al Ayuntamiento y la Plaza Nueva y posteriormente continuaríamos por la avenida de la Constitución en un agradable paseo hasta llegar a la Catedral y su entorno: Giralda, Palacio Arzobispal, Archivo de Indias, barrio de Santa Cruz y Real Alcázar de Sevilla. Y el punto y final lo pondría la llegada a Puerta de Jerez y la preciosa contemplación de la Torre del Oro.

 

Ver Ruta 1 – turismo y tapas en Sevilla en un mapa más grande

Ruta 2

ruta 2 comer de tapas sevilla Otra posible ruta gastronómica con nuestros establecimientos como protagonistas puede ser la que se describe a continuación.  El inicio tendría lugar en la Puerta de Carmona, una de las desaparecidas puertas de la antigua Sevilla amurallada. Paseando por la estrechez de la calle San Esteban llegaríamos a la Plaza de Pilatos y a la casa palacio con el mismo nombre, un fantástico enclave histórico y cultural (contiene una muestra única del coleccionismo escultórico del Renacimiento español). Al finalizar la visita, seguiríamos andando por la calle Águilas para alcanzar la plaza de la Alfalfa, hacer la primera parada culinaria en La Bodega y disfrutar de una cerveza acompañada de una tapa de tortilla española y un flamenquín de roquefort.

La próxima parada sería la Plaza del Salvador con su estatua al “dios de la madera” y un ambiente inigualable. De ahí “bajaríamos” a la Plaza de San Francisco con la fachada principal del Ayuntamiento y, una vez hecha la correspondiente instantánea a la espectacular estampa de La Giralda, podríamos hacer otra paraita a escasos metros en Casa La Viuda. Con el apetito cada vez más satisfecho seguiríamos por la calle Sierpes y aprovecharíamos para hacer algunas compras e introducirnos en el día a día de la ciudad y sus gentes.

Y para acabar, Campana y Plaza del Duque de la Victoria serían las últimas “estaciones” antes de llegar a la Bodega Dos de Mayo, el final de nuestro particular vía crucis culinario. Un lugar, sin duda, donde asimilar y comentar con los amigos toda la belleza contemplada, reposar, degustar los manjares de la tierra y elegir entre los muchos y excelentes vinos de la carta.

Ver Ruta 2 – turismo y tapas en Sevilla en un mapa más grande